Una de las novedades que nos van a traer los de Redmond en menos de 2 semanas va a ser el nacimiento de un nuevo sistema operativo que va a funcionar en dispositivos móviles tales como tabletas con arquitectura ARM. Ese sistema operativo se va a llamar Windows 8 RT y pretende hacerse un hueco en este mundo dominado por el gigante iPad.  A partir del 26 de octubre tendremos la posibilidad de hacernos con un dispositivo que lo incorpore y para una buena elección podríamos explicar como es un Windows para procesadores basados en ARM que son menos potentes que los que vemos incorporados en los PC’s de toda la vida corriendo arquitectura x86.

El nuevo sistema operativo portátil

Como sabemos, Windows 8 saldrá en varios formatos: para PC, para tablet y para móviles. En la versión para dispositivos con arquitectura x86 (dispositivos más potentes) tendremos la versión de Windows 8, para tablets la Windows 8 RT y para móviles la Windows Phone 8. Cada versión estará interconectada entre sí, gracias a la nube. Windows 8 RT  (o WOA, Windows On ARM según Microsoft) sólo lo encontraremos en dispositivos que incorporen procesadores ARM ya que esta clase de dispositivos premian sobretodo la eficiencia de los recursos por delante del rendimiento potente. Por eso Microsoft ha trabajado muy duro para intentar mantener en ARM la misma experiencia que los usuarios van a encontrar con Windows 8 para arquitectura x86, y viceversa; el motivo está en que Windows 8 está pensado para el mundo táctil por eso toma prestado el formato de presentación de las aplicaciones de su sistema móvil actual, el Windows Phone 7, con el formato Modern UI o Metro que se la llamaba anteriormente y de esta forma unificar todos los mundos para que el usuario no tenga ningún tipo de problema al convivir con Windows 8 para un PC, para una tablet, para un portátil, para un móvil…

¿Podremos comprar Windows 8 RT en alguna tienda física tal como vemos hoy en día con Windows 7? Pues la respuesta es que no podremos. Solamente podremos con Windows 8 para ordenadores personales. En la fotografía de arriba vemos el diseño final que veremos a la venta al público el próximo 26 de octubre.

WOA será una versión que vendrá preinstalada en el dispositivo (tal como Android o iOS los encontramos hoy en día) así que nos olvidaremos de comprarlo en algún sitio. Tampoco podrá ser sustituido por otro sistema operativo ya que desde un principio no podremos desactivar UEFI Secure Boot, así que nada de arranques dual con Android.

Hardware

Windows 8 RT necesita una muy buena alianza con los grandes del sector ARM y Microsoft lo ha hecho posible. NVIDIA, Qualcomm o Texas Instruments han proporcionado prototipos para que dicho sistema operativo mejore día tras día antes de salir al mercado ya que, al ser los principales suministradores de los grandes fabricantes de la industria, ha sido desarrollado para cumplir con cada uno de los requisitos que se necesitan para que corra en una tablet sin ningún tipo de problema.

Con Windows 8 RT pensado para correr en arquitectura ARM, los dispositivos podrán ser más delgados y el usuario podrá disfrutar del dispositivo durante un largo período de tiempo sin tener al lado un enchufe al que conectarlo. Ese es el punto clave de Windows 8 RT, pretende ofrecer una experiencia de PC en una tablet con menor consumo de energía y de menores características técnicas.

Desde Microsoft se han marcado una serie de pautas que los fabricantes deben cumplir para desarrollar dispositivos que vayan a incorporar Windows 8 RT (y así evitar la fragmentación como sí ocurre en Android).  Son estas principalmente:

  • Pantalla táctil multitáctil que diferencia 5 puntos mínimo de contacto.
  • Resolución mínima pantallla 1.366 x 768
  • 5 botones físicos con un tamaño mínimo
  • Mínimo de memoria de almacenamiento es de 10 GB
  • … y otras más.

Aplicaciones

La supervivencia de un sistema operativo va asociada con la cantidad de aplicaciones que se puedan ofrecer desde la tienda online. Por eso Microsoft ha creado una tienda de aplicaciones al estilo Android y iOS para Windows 8 RT, así que la única forma de aumentar la experiencia del usuario mediante aplicaciones será pasando por la Windows Store al estilo iOS (Android ofrece alternativas). Así que si teníamos pensado instalar un programa de Windows 7 en Windows 8 RT nos estaremos equivocando porque sera imposible. La única forma de disfrutar de dicho programa será buscándolo en la Store correspondiente y si no aparece, lo único que quedará es esperar a que el desarrollador la lance o comprar otro dispositivo con Windows 8 que sí podrá leerlo (con algunas excepciones al estilo “Vista”).

Microsoft por otra parte ha ofrecido herramientas para los desarrolladores para que puedan crear aplicaciones x86 al estilo “Modern UI” ya que hoy en día no se encuentran en Windows 7 que sigue con el mismo aspecto que Vista o Windows XP. Ahora con la pantalla principal de Windows (que ya hablamos de ella en el análisis anterior), las aplicaciones estarán conectadas a tiempo real en la nube y tendrán un aspecto de azulejos que facilitarán su interacción con los dedos.

¿Qué pasará con el escritorio de toda la vida que sí encontraremos en Windows 8? Pues que también lo encontraremos pero no con las mismas posibilidades. Algunos de los programas que incluirá Windows 8 RT será el Word, Excel, PowerPoint o OneNote que han visto un serio lavado de cara respecto a Office 2007 o Office 2010.

Escritorio “capado”

Windows 8 está pensado para usarse mayormente con su Start Screen que simplifica mucho la vida de sus usuarios, pero para otros el hecho de no tener el escritorio de toda la vida les puede echar para atrás. Por eso Windows 8 RT seguirá ofreciendo el escritorio de toda la vida pero con una serie de limitaciones.

Tal como explicamos en el análisis de Windows 8 que en el Start Screen encontraremos un lanzador para acceder al escritorio, en Windows 8 RT se repite el patrón. En Windows RT podremos acceder al escritorio de toda la vida pero no podremos usarlo para instalar o ejecutar ningún programa tal y como lo haremos en Windows 8 o tal y como lo hemos hecho hasta ahora con Windows Vista y Windows 7 (por decir los dos últimos). Habrá algunas que sí que se podrán instalar como Office, Internet explorer 10, navegación de archivos/carpetas, administrador de tareas, el panel de control,… pero por ahora no encontraremos aplicaciones de terceros.

El escritorio va pasar en segundo plano y esto es el aspecto más diferenciador jamás visto en un Windows. Así que si queremos la libertad que nos ofrece el Windows de escritorio, con nuestros programas de Windows 7 preferidos, vamos a olvidarnos de Windows 8 RT para fijarnos en Windows 8 o Windows 8 Pro.

Windows 8 va a unificar la experiencia del usuario en un solo sistema organizativo de aplicaciones (el Start Screen) que se verá en el mundo de los teléfonos, tablets y ordenadores personales. Ahora faltará por ver qué opinan los usuarios de esta innovación. Podría llegar el caso que tuviese tal éxito que Windows Phone 8 empezase a nutrirse de los éxitos cosechados en el mundo del PCy tablet y despegar como un cohete. ¿ Creéis que será posible?

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )