En diciembre, el grupo de empresas encargadas de hacer posible el estándar USB anunció que una nueva generación de USB estaba en desarrollo, esta vez reversible siguiendo la idea de lo que Apple presentó en el iPhone 5 con el conector Lightning.

iphone-5-cable-y-puerto-lightning

El nuevo USB llamado Type-C será diseñado para que no ocupa tanto espacio en los laterales de un portátil o tablet (se habla de que será más pequeño que el Lightning) permitiendo diseños de productos más delgados y mejorará la usabilidad como un conector simétrico y reversible que no requiere a los usuarios preocuparse en cómo lo orienta a la hora de introducirlo.

A parte de reducir su grosor ofrecerá un rendimiento muy superior a la versión USB 2.0. Estamos delante de una velocidad de transferencia de hasta 10 Gbps y el cable podría ser así según un render presentado por Foxconn y The Verge:

usb-type-c-01
La base de estos nuevos cables, como veis, será la versión USB 3.1 y que dado su diferencia evidente de conexión deberemos comprar adaptadores para nuestros viejos USB (la idea más económica) o comprar otros nuevos dispositivos con el USB Type-C que no tardarán en llegar si finalmente se populariza.

Una apreciación interesante es que el cable Lightning tiene el “sentido” en tipo de macho (con el que el iPad y iPhone gozan de la conectividad de tipo hembra), pero el nuevo USB está diseñado de manera inversa al diseñado por Apple: el cable es del tipo hembra, mientras que el adaptador en el portátil o tablet será del tipo macho.

Además podríamos llegar a ver un solo tamaño USB para todos los dispositivos. Se acabó ver USB de tamaño normal, miniUSB o microUSB (para smartphones); con el Type-C solucionamos tener un USB por dispositivo y así también colaboramos en la mejora de la preservación del medio ambiente.

usb-type-c-02

Aquí vemos cómo lucirá en el lateral de un portátil que permitiría eliminar el GRANDIOSO USB de tamaño normal para pasar a ser un conector de tamaño reducido. Con esto y dado que el parlamento europeo aprobó que todos los dispositivos deberían adoptar el estándar USB (un golpe para los de Cupertino), sería interesante ver como Apple no se deshace del concepto en su totalidad, aunque sí de los enormes beneficios que le aporta tener un cargador propio para pasar a uno de universal (por primera vez y a ver si solo para Europa).

Después de verano podríamos ver un nuevo Samsung Galaxy Note que abandona el USB 3.0 por el Type-C, aunque si lo presentan en septiembre podrían no llegar a tiempo por estar demasiado cerca de su presentación oficial como conector del futuro.

Galaxy-Note-3-Flip-cover

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )