Aunque llevamos comiendo turrón y polvorones desde octubre, y yendo de cenas y comidas navideñas desde noviembre, Navidad no es hasta el 25 de diciembre. Y aunque las celebraciones las empecemos con semanas de antelación, felicitamos a nuestros seres queridos los días 24 y 25, como manda la tradición. Para ello, como lleva siendo habitual en los últimos años, los clientes de Yoigo prefieren el uso de datos que las llamadas o los SMS. No sólo ha crecido el consumo, si no que también ha crecido el número de clientes que prefieren felicitar las navidades a través de Internet o una app en un 4%, algo que facilita nuestra tarifa La Sinfín.

yoigo-logo.jpg 

Si comparamos el gasto de datos que han hecho los clientes de Yoigo esta Navidad con el del año pasado, el volumen de datos consumidos ha aumentado en modo significativo, creciendo en un 152%, mientras que la media del uso de datos por cliente ha subido en un 154% respecto a 2014, multiplicándose por 3 si lo comparamos con 2013 y por 5 si lo comparamos con 2012. De esto puede desprenderse que el uso de Internet para comunicarnos en estas fechas se extiende con una velocidad moderada, mientras que el uso de los recursos multimedia, como las imágenes o los vídeos, crece de forma exponencial.

yoigo-mwc15-eleventel

En cuanto al uso de las llamadas de voz, en esta Nochebuena y Navidad han llamado más pero durante menos tiempo. Respecto al año pasado, un 2% más han decidido usar la llamada para comunicarse con sus familiares y amigos, pero eso sí, las llamadas han sido un 1% más cortas que el año pasado. En cuanto al número de llamadas, la media de las llamadas realizadas ha aumentado un 6% con respecto a la Navidad de 2014, un 3% comparado con 2013 y un 12% comparado con 2012.

Por último, el medio menos utilizado, de nuevo, vuelve a ser el SMS, por cuarto año consecutivo, habiendo disminuido en un 40% el número de clientes que los han usado durante la Nochebuena y la Nochevieja con respecto al año pasado. Los usuarios de Yoigo han mandado este año un 32% menos de SMS, dejando claro que esta tendencia va a continuar año tras año, hasta, quién sabe, si la desaparición del SMS.

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )