Parece ser un duro año de trabajo para los de Apple.

Según Nail Mawston: “Esperamos que Samsung extienda ligeramente su ventaja sobre Apple este año a causa de su cartera más amplia de productos de varios niveles”, destacó este famoso analista en una entrada publicada por elEconomista.es.

Parece que se venderán nada más ni nada menos que hasta 290 millones de smartphones con el logotipo de Samsung durante 2013, Apple por su parte tiene previsto un crecimiento del 33% respecto al año anterior para su terminal iPhone5.

Así que tendremos a Samsung con una cuota de mercado del 33% siendo la primera empresa mundial en venta de terminales, mientras que los de Apple consolidarían su segunda posición con un 21%.

Esto lo tenemos que analizar con “pinzas” y es que sabemos que Samsung tiene una variedad de smartphones mucho mas abierta que la que tiene Apple, que recordemos es de un solo terminal y la de los Coreanos va des de gama baja a gama alta. De aquí que competir con un solo terminal y obtener una cuota de mercado del 21% es una buena noticia, pero para Samsung también lo es ya que sus beneficios demuestran que su estrategia es excelente.

Hace unos meses se presentó el iPad mini para competir con las tablet con Android de 7 u 8 pulgadas que tenían un precio muy inferior al iPad estrella de Apple y que estaban cosechando furor entre los ciudadanos. Con esa respuesta medio-rápida, Apple ahora ha abierto sus productos a otro segmento del mercado que ha visto con una aceptación muy positiva este nuevo producto de la compañía.

Por esta regla de tres, podríamos pensar que Apple estaría discutiendo la fabricación/diseño de un iPhone Mini como respuesta a su potente competidor Samsung.

En opinión de otro analista como Brian J. White, de Topeka Capital Markets, la firma norteamericana podría estar pensando en ello y que se lanzaría junto al iPhone 5S  o al iPhone 6 que estarían preparando para mediados de año para romper el lanzamiento de mayo del Galaxy SIV (si fuera Apple así lo haría).

Así que podría llegar dentro de unos años/meses un terminal de menor precio para llegar a la mayoría de la población que no se puede permitir un terminal de ese precio. ¿Podría ser que al salir un nuevo iPhone continuase la producción del iPhone5 para que este pase a ser una especia de iPad2 en la familia iPad?

¿Qué os parece?

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )