No es novedad para casi ninguno saber que Samsung últimamente está cabreado con Android. Al igual que LG confirmó en una conferencia, este fabricante lleva un largo tiempo trabajando en su propio sistema operativo, para de esta manera no tener que depender del androide verde y poder lucir palmito de tener no solo smartphones, si no un sistema operativo también. Después de varias pruebas y de supuestos lanzamientos se han atrevido, Samsung ha presentado el Z, su primer terminal lanzado al mercado incorporando Tizen en su interior, y al parecer no ha tenido una aceptación tan negativa como podríamos esperar.

S_Image_SM-Z910F_combination_Black_Dynamic_verge_super_wide

Como bien os contamos, hoy ha sido el día elegido por Samsung Tomorrow para sacar al mercado algo que llevaban tiempo queriendo hacer, poner a disposición y venta su primer terminal “Made in Samsung” en su totalidad. De esta manera el gigante coreano no dependería de Android, disfrutando así de un sistema operativo propio con dependencia propia. Tizen, el susodicho, ha sido estrenado hoy en un terminal de prestaciones bastante buenas, no siendo lo más puntero del mercado, pero tampoco entrando en la gama de acceso o baja.

Repasando su tabla de características encontramos un cuerpo con medidas de 138 x 69.8 x 8.5 milímetros de grosor, lo que ofrece un peso total de 136 gramos, posee un pantalla Super AMOLED de 4.8 pulgadas con resolución 1.280 x 720p. En el interior contemplamos un procesador de cuatro núcleos a 2.3 Ghz, el cual suponemos que será firmado por la propia Samsung, acompaña al procesador 2 GB de memoria RAM, suponemos que será una cantidad más que suficiente para poder disfrutar de una experiencia agradable en su uso. El almacenamiento interno es de 16 GB que podremos ampliar mediante tarjetas MicroSD de hasta 64 GB, el apartado fotográfico está compuesto por dos lentes, una trasera de 8 Mpx con flash LED y una lente situada en su parte delantera de 2.1 Mpx. No encontramos ausencia de ningún tipo en lo que a conectividad se refiere, disponiendo de Wi-Fi, Bluetooth 4.0, 4G-LTE, GPS con Glonass, NFC e infrarrojos.

Como funciones extras a destacar encontramos el lector de huellas dactilares al igual que en el Galaxy S5 y también el sensor de ritmo cardíaco. En cuanto a su batería dispone de 2.600 mAh, donde junto a su protagonista, Tizen en su versión 2.2.1, deberán de compaginar luchando por un consumo adecuado. Estamos sin lugar a dudas ante un terminal magnífico, de gran rendimiento y diseño gracias a su escaso grosor y peso, lo cierto es que todos estos datos descuadran un poco al público, dado que no sabemos que “tan bueno” o que “tan bien” funcionará el sistema operativo con este hardware, de manera que solo queda esperar a poder comprobar de primera mano si de verdad, Tizen es un S.O a tener en cuenta y que pueda competir contra “el gigante verde” o “la gigante manzanita”. Por el momento Samsung no ha confirmado o citado fecha ni precio de lanzamiento en España, si bien es cierto que este terminal hará acto de presencia tan solo en Rusia por el momento y después del verano. Ahora cuentanos…

¿ Crées que Samsung hace lo correcto apostando por un SO propio ? ¿ Crées que el fabricante coreano podrá competir contra Android, iOS o Windows Phone ? Adelante, comparte tus ideas con nosotros !

S_Image_SM-Z910F_combination_Gold_Dynamic_verge_super_wide

 

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )