El desastre que ha supuesto las “explosiones” de algunos Galaxy Note 7 ha causado mucho daño a la imagen de la compañía coreana en el peor momento del mercado ya que Apple ha presentado el nuevo iPhone 7 y 7 Plus.

samsung-galaxy-note-7

Mientras aún existen Samsung Galaxy’s Note 7 circulando por las calles en manos de propietarios “inconscientes”, la compañía está enviando nuevas unidades en cajas marcadas con una “S” para indicar que son unos nuevos Galaxy Note 7 con el problema de la batería solucionado.

A parte de esto, la compañía pretende que los nuevos Galaxy Note 7 lleven algún tipo de identificación para que tanto usuarios, como autoridades del aeropuerto y las compañías aéreas estén informados de dicha renovación del producto.

De acuerdo con un informe de ZDNet, los nuevos terminales tendrán un nuevo “icono de la batería verde” en su interfaz de usuario, que indica que el dispositivo es seguro para su uso y carga. No está claro en este momento si dicha marca estará presente en todo momento o simplemente mientras el teléfono se está cargando y que esta marca de seguridad bien podría limitarse solamente a Corea.

A principios de esta semana, se informó de que Samsung podría lanzar una nueva actualización de software para los Galaxy Nota 7 inseguros por lo que la carga se detiene en un 60 por ciento, manteniendo así a salvo de la explosión que ocurre en cargas superiores. De acuerdo con las autoridades de inspección de calidad chinos, algunas unidades Galaxy Note 7 tienen una tendencia a explotar debido a un proceso de fabricación defectuosa. 

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )