La tendencia de dos versiones para los Samsung Galaxy S en la que hemos visto estos últimos años: una con los procesadores más potentes del momento de Qualcomm y la otra con los Exynos de la propia casa podría llegar a su fin con la llegada del Galaxy S6. Según Bloomberg,  Samsung ha descartado finalmente a Qualcomm como proveedor del procesador para su próximo buque insignia. Al parecer, Samsung habría decidido finalmente, lanzar una sola versión mundial con el propio SoC Exynos de la compañía, un SoC parecido al que lleva el Note 4 actual.

Exynos VS Snapdragon

Bloomberg informa que Samsung no ve claro cómo se calienta el Snapdragon 810 fabricado por TSMC. Recordemos que será el procesador de 2015 y que habrá otros buques insignia de otras compañías que lo incluirán, una excusa “algo extraña” ya que nadie más se ha quejado de eso. Para más, Samsung teme que no haya una fuerte producción y que con eso, no consigan ensamblar con mayor velocidad los Galaxy S6 para abastecer la fuerte demanda que esperan que tenga.

De momento no está claro cuáles son las diferencias entre el Snapdragon 810 y el Exynos 7 Octa.  Lo que sí tenemos asegurado es que se construirá bajo el proceso de 14nm, mientras que Qualcomm utiliza el de 20nm para el 810 (se espera que el futuro 820 sí sea fabricado bajo los 14 nm). Con esto tendremos que el Exynos que podría consumir menos energía con un rendimiento bastante equiparable a lo que Qualcomm ofrece.

Veremos si todo esto es verdad y de si los Exynos pueden batir la tecnología de Qualcomm.

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )