El mayor fabricante mundial de smartphones, Samsung, parece que está viendo como está desacelerando antes de lo previsto la venta de su smartphone estrella, el Samsung Galaxy S4.

Las ventas de su terminal de referencia en el mercado están disminuyendo, según cuentan los analistas. Samsung no quiere perder el trono y seguro que ya está pensando cómo poder solucionarlo.

samsung-rey-android-eleventel

¿La solución es sacar al mercado un arsenal de terminales?

Seguro que presentar distintas versiones del terminal tope de gama puede ser bueno para vender más y atraer un gran número de clientes de todos los targets, pero también puede ser malo, llegando a saturar y “cansar” a los usuarios que, de ver tantas versiones distintas puede quedarse sin saber cual elegir y terminar comprando un modelo de la competencia. ¿Qué creéis que pasará con Samsung?

samsung-galaxy-s4

Ya se está hablando del final del crecimiento de los smartphones, según Benedict Evans, de Ender Analysis, “Estamos llegando al final de la primera fase del crecimiento de los smartphones. Quien quería un smartphone ya lo tiene”.

Esto pasa en países como Estados Unidos o España, donde las cifras de ventas de smartphones son elevadísimas. Ahora los fabricantes necesitarán nuevas ventas, países en pre-desarrollo, donde empiezan a entrar en el mundo “Smart” como China o la India.

Hacerse un hueco en mercados como el Chino no será tarea fácil, básicamente porque últimamente los fabricantes chinos también están trabajando con smartphones de gama alta a un precio bastante inferior, haciéndoles más apetecibles para el mercado y más si los consumidores, que suelen ser bastante patriotas, piensan que están comprando un producto de una empresa de su propio país (Véase Lenovo, Zte o Huawei, por poner algunos ejemplos).

huawei-ascend-mate

Los fabricantes chinos están dejando de un lado la etiqueta de “baratos y de poca calidad” para colgarse una nueva de “baratos y de calidad”, con diseños innovadores, especificaciones equiparables o superiores a sus competidores de otros países y con materiales de calidad.

Samsung lo sabe, por esto creo que no va a dejar que le pasen delante y nos sorprenderá con nuevos dispositivos, con atractivos diseños y la utilización de nuevos materiales de mejor calidad (del estilo del HTC One). Además de la publicidad, donde también es la estrella con infinidad de anuncios de sus productos.

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )