Samsung va a apostar muy fuerte por su más famosísima familia de terminales de gama alta llamada Galaxy S con Android OS que verá su renovación durante este MWC. Se espera que la compañía presente dos versiones, como lo hizo con el Note en septiembre, y tiene que “poner toda la carne en el asador” para que 2015 no sea un 2014 con un fabuloso terminal (el Galaxy S5) que no llegó a las ventas esperadas por la compañía.

galaxy s5 plus 3

El año pasado Samsung no mostró, durante la feria del MWC, el Galaxy S5 ya que la presentación fue el lunes por la tarde y su stand ya estaba montado. Este año es diferente, ya que la presentación es mañana y el congreso aún no está abierto al gran publico, así que Samsung puede tener bien preparado su stand para los que no hayan podido asistir al Unpacked.

Según Korea Economic Daily, se espera que la compañía centre todos sus esfuerzos en el Galaxy S6 y nada más.

Samsung ve que es un mercado que le aporta enormes beneficios. Por un lado: vendiendo al mercado un dispositivo de consumo deseado por muchísima gente con el OS más extendido actualmente con muchos componentes de la propia compañía. Con esto, llegamos al “por otro lado” y es que el terminal es una pequeña “pieza publicitaria” para que otras empresas puedan ver a Samsung como un buenísimo proveedor de componentes y con esta afirmación se me ocurren: procesadores Exynos (Meizu así lo ha hecho en su MX4 Pro), memorias ROM, pantallas flexibles en producción,…

Mañana veremos la “joya de la corona de la compañía”… a esperar un poco más…

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )