La primera tablet de Nokia con Android llamada N1, salió ayer a la venta en China alrededor de un precio que ronda los $260. Al parecer, la compañía fue más bien precavida y ofreció unas 20,000 unidades (que es muy poco) y al parecer desaparecieron justo 4 minutos más tarde.

Nokia N1

Según el Club de Fans de Nokia, se registraron medio millón de personas en frente de sus ordenadores para comprar una. Esto es sorprendente ya que el primer día de su lanzamiento ya tenía gente “con ansias” de poseer una maravillosa tablet con procesador de 64 bits, Android Lollipop y el futurístico puerto USB Type-C.

Esto significa que Nokia ha hecho un buen trabajo. Aún tienen fans como para vender miles de dispositivos bajo su marca y las ventas de su nueva tablet van por buen camino. De ser así, Nokia podría replantearse el lanzamiento de otras futuras tablets e incluso de algún que otro smartphone si el acuerdo con Microsoft lo permitiese de alguna forma.

El precio de la tablet también acompaña a comprarla. Mientras que las Nexus siempre se han caracterizado por ofrecer un hardware de 10 a precio de 10, Nokia ha hecho justo lo mismo. Tenemos una pantalla de casi 8 pulgadas con una resolución de 1536 x 2048 que nos ofrecerán unos 324 ppi, procesador de Intel (Atom Z3580 de 64 bits, 2GB de RAM, cámara de 8 megapixel, otra de 5 megapixel para las vídeo conferencias, batería de 5,300 mAh y Android 5.0 Lollipop bajo la personalización de Nokia Launcher Z, eso sí, esta vez con la tienda Google Play de fábrica.

Nokia lo echó todo a perder cuando se centró exclusivamente con Windows Phone. Diseñaba unos terminales sorprendentes que le ofrecían vida al sistema operativo, era Nokia quién tiraba del carro de Windows Phone y no a la inversa, el Nokia Lumia 1020 es un claro ejemplo de superación:

NOKIA lUMIA 1020_parte trasera

Ahora Microsoft parece más perdida que nunca, parece que quieran que Windows Phone desaparezca y aún no tenemos nada claro de lo que ofrecerá Windows 10 en cada uno de los dispositivos en los que se presentará (PC’s, tablets y smartphones).

Aunque Nokia diseñó el N1, es Foxconn quién se encarga de su fabricación y distribución. Lo que consigue la compañía con esto es que su marca siga más viva que nunca y unos pequeños cobros que cobra a Foxconn por utilizar su marca en el dispositivo.

Esperemos que pronto llegue a España para poder conseguir una y hacerle una fantástica review.

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )