Ya os contamos que Nokia habría estado probando en sus Lumia el sistema operativo de Android antes de ser comprada por Microsoft, pero ahora parece ser que Microsoft pensó en lanzar un dispositivo propio (un Surface Phone) tal y como hizo con el mercado de las tablets: con Surface RT y PRO.

Según fuentes cercanas a The Verge, Microsoft construyó una serie de prototipos como “plan B” si Nokia no tuviera éxito con Windows Phone al estilo de lo que pasó con Surface que quiso enseñar a las compañías de hardware cómo tenía que lucir una tablet con Windwos 8/RT.

Pero no fue así.

Nokia consiguió dominar Windows Phone comiéndose a Samsung y a HTC con nada más y nada menos que el 80% de la cuota de mercado y esto beneficiaba a Nokia, NO a Microsoft que se encontraba en una posición delicada.

HTC se asoció durante un tiempo con Microsoft presentando el 8X y el 8S lanzando vídeos de cómo eran los teléfonos de los trabajadores de Microsoft (sí, con HTC’s, no con Nokia’s), mientras que Samsung con su ATIV no tenemos noticias, de momento, de una renovación.

ATIV-sSi hacemos memoria, Nokia se quejó hace poco, de la lenta evolución de Windows Phone que se caracteriza por pocas actualizaciones periódicas, también impulsó a que Microsoft bajara los precios para lanzar terminales de gama media (y apareció el Lumia 520 en el MWC de Barcelona 2013), junto a esto y a que el contrato terminaba el año que viene, Nokia se fijó en Android.

Nokia utilizó en nombre en código ” VMULT “ (la ciudad natal de Mountain View de Google) para las variantes de los Lumia con Android. Serían terminales de gama baja con una personalización diseñada por la propia Nokia (puede que al estilo de Amazon), unos terminales que serían lanzados durante el 2014. Ahora con el destino en manos de Microsoft, un Nokia-Android parece menos probable que nunca.

El tiempo dirá si Nokia sobrevive junto a Microsoft ya que por ahora parecía que la compañía estaba levantando cabeza.

Fuente

 

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )