Windows-8_1

Microsoft parece que ha tomado una medida importante para seguir creciendo tanto en el mercado de PC como el de dispositivos convertibles y tablets. Ha bajado las licencias de Windows 8.1 para los fabricantes de dispositivos un 70%.

Los fabricantes pagarán 15 dólares por licencia de Windows 8.1 y no $50 como hasta ahora, en dispositivos de menos de 250 dólares. Una reducción importante que seguramente ayudará a que los fabricantes tengan presente el sistema operativo de Redmond como uno más e intentar frenar a Google y sus Chromebooks que están funcionando bastante bien en el terreno inferior a los $300. Pero seguro que también les irá bien para competir con dispositivos Android e iOS.

 

Fuente.

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )