Como fanático de la tecnología que soy, me encanta probar todo lo que envuelve éste mercado en constante evolución, en constante cambio y hace poco más de un mes decidí vender mi Nexus 4 para comprarme un Windows Phone, no uno de gama baja, si no uno de gama media-alta para poder disfrutar de la auténtica experiencia equivalente al hardware de un Nexus 4.

Android a Windows Phone

Android me costó en mis inicios por que llegué desde iOS con un iPhone 4 y me pasé al Galaxy S3 en 2012. Cuando llegué solo encontraba bugs en TouchWiz y estaba desesperado además de que las notificaciones no aparecían encima de las apps como sí en iOS y solamente aparecían en la barra superior del terminal. Pero dado el contrato de permanencia de dos años con mi compañía tuve que aprender a convivir con mi nuevo smartphone.

Con el paso del tiempo olvidé iOS y olvidé el Galaxy S3 para probar el primer terminal Nexus de LG junto a Google bajo el nombre de Nexus 4 y se notó el cambio que había hecho. Android puro y Snapdragon S4 Pro de 4 núcleos era fantástico pero me fallaba la cámara y la pantalla que no tenían nada que ver con lo que ofrece Samsung, pero el rendimiento del dispositivo me tuvo satisfecho durante un año más hasta enero de 2014.

lg-mobile-nexus-4

Aquí decidí cambiarme, estaba cansado de Android, muy personalizable sí, pero nunca me había pasado horas rediseñándolo a mi gusto, lo básico como fondos nuevos y widgets pero no más. Era hora de probar el tercero en discordia, Windows Phone.

Dicho OS lo probé en sus inicios con un Lumia 820 y lo olvidé por completo dado su peculiaridad muy diferente a iOS y a Android con pocas aplicaciones de calidad. En junio volví a por el Lumia 925 y me encantó su cámara y pantalla, y a finales de año el Lumia 1020 con su sensor de 41 Mpx, una cámara realmente sorprendente por su tamaño y calidad.

NOKIA lUMIA 1020_41Mpx

Poco a poco iba dejándome seducir por Windows Phone, en mayor parte gracias a Nokia y sus Lumia 925, 1020 y 1520, pero estaba deseando algo más, algo que estaba en rumores y que por fin ya se ha presentado en EEUU bajo el nombre de Nokia Lumia Icon, con 5 pulgadas y hardware del 1520 (que para mí, el phablet, es demasiado grande).

Pero el destino quiso ser prudente, y vendiendo el Nexus 4 me quedaba sin terminal y en Europa aún no se sabe la fecha exacta de lanzamiento, así que busqué un Windows Phone que me abriera paso a la experiencia diaria sin gastarme mucho dinero por si llegara a odiarlo y tuviese que volver a Android en pocas semanas.

El terminal elegido fue uno de los primeros terminales con el OS de Microsoft, el HTC 8X.

HTC 8X amarillo

Me lo compré en amarillo costándome 200€, un color espectacular que no hay nadie que no se fije en él. Lo abrí y observé que actualización tras actualización finalmente llegué a la última GDR3 con la opción de cierre de aplicaciones abiertas y me lo he ido diseñando a mi gusto.

Windows Phone 8GDR3_HTC 8X

Os comento que estoy bastante contento. El rendimiento es espectacular con la mitad de hardware que el Nexus 4 pero los desarrolladores están dormidos así como las empresas, ¿cómo puede ser, por ejemplo, que Movistar no tenga una aplicación específica para consultar el consumo de tarifa como tiene en Android si ofrece terminales con Windows Phone en sus tiendas? Es algo estúpido y me demuestran que están pensando más en cobrarme las facturas que en ofrecerme un servicio adecuado. ¿Culpa de Windows Phone o culpa de Movistar? (pregunta retórica).

Por otro lado Vodafone si ofrece una aplicación para eso y se llama Vodafone Discover.

Vamos a clasificar, entonces los pros y los contras con los que me he topado hasta ahora con dicho OS para que nos podamos entender mejor:

Puntos positivos

  • Lo que más me gusta de Windows Phone son sus LivesTiles y el aviso de notificaciones al estilo de iOS en la misma app. La información actualizada minuto a minuto es lo más interesante del inicio del OS, cada minuto tengo información actualizada y en constante movimiento, eso me encanta.
Windows Phone 8 (3)
  • Rendimiento fluido y sin problemas a la hora de navegar de app en app.
  • Fusión de contactos de una forma simple y espectacular dónde puedo juntar simplemente cuentas de Facebook con cuentas de correo de Hotmail con los teléfonos guardados en la cuenta de gmail de mi antiguo Nexus 4, fácil y muy cómodo.
  • Simplicidad a la hora de navegar y entender cómo funciona el OS.

Surface RT y HTC 8X

  • Transferencia de archivos entre mi PC y mi Surface RT con Windows 8RT sin la necesidad de programas liosos o por diseño incompatible. Es verdad que cuando inserté por el USB de mi Surface RT mi Windows Phone, ésta descargó automáticamente una aplicación del Windows market que ayuda a gestionar mi memoria del terminal sin la necesidad de usar el ratón gracias a su interfaz pensada para la pantalla táctil:

Windows Phone app_windows 8

Windows 8RT_Windows Phone8_app_vs_escritorio

…pero si quiero, puedo entrar desde el escritorio de Windows RT a Equipo y veré allí cómo aparece mi HTC 8X para poder acceder a las carpetas que alberga en su interior como la música, fotografías y vídeos, fácil y simple y algo abierto, tal y como debe ser:

¿Existe tal integración entre un iPhone y el iPad? Rotundamente no y es aquí dónde Windows gana (a mi parecer) al ofrecerme dos dispositivos con tecnología ARM completamente compatibles y en mayor medida, gracias al puerto USB de tamaño normal de Surface RT y a la opción de escritorio que me ayuda a organizar los archivos de la misma forma que empecé a organizarlos allá cuando mi primer ordenador corría Windows 98 ;).

  • Diseño: Para mi gusto personal, los diseños de Windows Phone son despreocupados y elegantes a la vez. Por ejemplo con el color elegido para mi HTC 8X no necesito ninguna funda para personalizarlo, sí para protegerlo, y me gusta que mi terminal, de por sí, ya sea diferente a cualquiera que vea por la calle. Para mi un smartphone no es simplemente eso, es algo que complementa mi personalidad como un reloj o unas gafas de Sol.
  • Microsoft Office gratuito: gracias a Onedrive puedo crear un documento Word con mi Surface RT y en un pequeño momento lo puedo retocar con mi smartphone, sin la necesidad de pagar cuotas anuales ni desconfigurar el diseño trabajado con el Office de escritorio que tanto pasa con apps de terceros y que tanto nos molesta.

Windows Phone 8 (2)

  • Notificaciones no intrusivas en la pantalla de bloqueo: Su simplicidad llega hasta la pantalla de bloqueo. Las notificaciones son muy parecidas a iOS, pero no goza de la interactividad que encontré con el iPhone ya que desde ella podría entrar directamente a las aplicaciones con notificaciones. Podremos elegir hasta 5 apps para que muestren notificaciones en esa pantalla.

Windows Phone 8 (1)

  • Notificaciones con pantalla activa inteligente: Es muy interesante esta característica y es que como en iOS, Windows Phone despierta la pantalla en notificaciones entrantes apareciendo el banner en la parte superior de la pantalla. Si tenemos el terminal en nuestro bolsillo o con alguna funda que el detector de proximidad detecte, la pantalla no se despierta, pero si seguidamente lo extraemos de nuestro bolsillo o funda y el sensor de proximidad se libera, la pantalla se enciende y nos muestra la notificación. Una característica muy interesante para guardar batería.
  • Beats Audio exclusividad de HTC 8X: Otra característica interesante (no para todos los Windows Phone) es Beats Audio que me ofrece una calidad de audio superior a la de la competencia. Me gusta mucho escuchar mi música mientras hago deporte, así que mi HTC 8X se ha convertido en un compañero ideal.

Windows Phone 8 (4)

  • Silenciar con un movimiento: El terminal también incorpora la opción de silenciar una llamada entrante con un simple movimiento del terminal, de esta forma más rápida y sin complicaciones simplifica la intención.

Puntos negativos

  • Faltan más aplicaciones: El mercado de aplicaciones no es lo que era. Hoy en día encuentro de todo excepto aplicaciones imprescindibles como Mi Movistar, Flipboard o la app de mi Banco que, por lo que he visto, ya se encuentra trabajando en ella. De momento si no me he aburrido de Windows Phone es porque puedo hacer lo mismo que con Android o casi lo mismo.
  • Más integración app-to-app: Algo que encuentro en falta en Windows Phone es la comunicación fácil entre aplicación y aplicación tal y cómo conviví con Android. Estamos hablando por ejemplo de que una aplicación de horarios de trenes pueda insertarte un evento en el calendario, compartir una noticia con otras aplicaciones como de mensajería instantánea, apps de notas,… algo en el que Microsoft debería trabajar para que los desarrolladores les sea más fácil escribir instrucciones en sus aplicaciones para que sean capaces de esto.

 La aplicación de Appy Geek en Windows Phone 8, por ejemplo, no nos deja compartir la noticia por WhatsApp o guardarla en Evernote como sí podemos en Android. Además, la interfaz de usuario está menos cuidada que la App de Android que, curiosamente, ésta se parece más a Windows Phone en Android (con sus LivesTiles) que en Windows Phone.

  • Poca personalización: Tal y como iOS, en Windows Phone no podemos personalizar mucho la interfaz de usuario como sí lo podemos hacer con Android y que podríamos tener un teléfono diferente cada día.

Aunque por otro lado, ¿Es realmente útil?. Bueno, para mí estaría muy bien más opciones de personalización pero reconozco que es una pérdida de tiempo reorganizar una y otra vez la pantalla principal de mi móvil. Cierto es que pocas veces cambie el diseño de Android en mi Nexus 4, así que ya me basta con lo que me ofrece Windows Phone y sus 3 tamaños de LivesTiles.

Como vemos, cada tamaño de “Tile” muestra más o menos información con lo que la app que más nos interese podremos ponerla a tamaño grande para que nos muestre información en tiempo real sin tener que abrir la app. Tampoco hay posibilidad de cambiar el fondo (que por ahora es blanco o negro) y los colores de los Tiles, pero se espera que en un futuro con Windows Phone 8.1 podamos añadir como fondo cualquier fotografía, ¿será real?:

Windows-Phone-8_1-background

  • Poco apoyo por parte de los desarrolladores: Como ya he comentado anteriormente, Windows Phone es el tercero en discordia, el tercer sistema operativo para desarrollar sus aplicaciones o incluso no desarrollarla. Es algo extraño ya que Windows Phone iguala a iOS en muchos países y se está convirtiendo en un OS muy lucrativo para generar ganancias para los desarrolladores ya que, de momento, no existen aplicaciones pirateadas como si pasa con Android o con el Jailbreak de iOS.
  • Centro de notificaciones: Ya queda poco para conocer el famoso centro de notificaciones, pero de momento no existe. Para mí me sería muy útil un centro como el de iOS o Android para conocer cada una de las notificaciones entrantes en mis aplicaciones que para eso las quiero, para que me informen. En el MWC de Barcelona de 2013 nos comentaron que para qué queríamos un centro de notificaciones si las apps de la pantalla de inicio ya ofrecían información en tiempo real y numeración de cantidad de alarmas. Pero hay que reconocer que no nos pasaremos el día mirando arriba y abajo de nuestra pantalla de inicio viendo las novedades, ¿no?; además de que las apps que no están en la pantalla e inicio no ofrecen información alguna y podríamos tener apps que no usamos habitualmente pero que información nueva nos podría interesar y es aquí dónde un centro de notificaciones haría su brillante función.
Windows Phone 8.1_centro de notificaciones

Y hasta aquí de momento todo los que os puedo comentar después de un mes probando Windows Phone. Tiene muchas características interesantes que le convierten en un excelente sistema operativo, pero Android e iOS tienen sus pros que son tremendamente buenos.

Hay que reconocer que la competencia es buena y cuantos más sistemas operativos mejor para los usuarios ya que ofrecerán terminales más baratos o aplicaciones más baratas si investigamos bien. Android goza de casi monopolio en nuestro país y ya me estaba cansando de ver a todo el mundo con mi teléfono (con un hardware diferente claro).

Ha sido hora de cambiar. Es hora de Windows Phone, de momento.

4 Respuestas a “ Mi experiencia con Windows Phone después de Android puro 4.4 KitKat ”

  1. Mauricio

    hola, a mi me sucede lo contrario a ti, tengo un lumia 920, y estoy aburrido del funcionamiento mediocre de las aplicaciones y de la poca personalización y opciones que brinda wp8, crees que vale la pena cambiar a un lg optimus g.

    Responder
    • Roger

      ¡Muy buenas Mauricio! Bueno, era una mera opinión y es que yo he probado Android, iOS y Windows Phone. Yo no me cambiaría por un LG Optimus G. Si quieres un Android búscate uno como un NEXUS o un SONY, verás que muchos tienen lag y la experiencia no es satisfactoria. Muchos de mis amigos tienen un Android de gama media o baja y mi HTC 8X abre las aplicaciones mucho más rápido y la navegación por los LivesTiles no se bloquea. En cambio en Android si, si no gozas de un hardware bueno y bueno me refiero a Qualcomm Snapdragon S4 Pro (Nexus 4, Xperia Z) para arriba. Es verdad que hay aplicaciones que parecen un poco olvidadas, pero esto no es culpa de Windows Phone, además está bien no tener el mismo “terminal” que TODOS tus compañeros que seguro que tienen un Android o iOS (según las estadísticas). Yo esperaría un mes más a ver que tal va Windows Phone 8.1, pero si tan incómodo estás… cámbiate. Es tu móvil, lo usas a diario, si te compras uno, que te guste 😉 ¡Ya me comentarás que haces finalmente!

      Responder
        • Roger

          Si, tiene el mismo hardware que un NEXUS 4 pero no tiene el mismo software (aunque corra Android). si quieres Android sí o sí y te gusta el Optimus G, adelante.

          Responder
Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )