Después de 3 años en la compañía de la manzana me gustaría compartir mis impresiones con todos vosotros. Apple-triste

Mi primer iDevice fue un iPhone 4, del que me enamoré rápidamente por su belleza y la calidad de sus materiales, que se hacían notar a la vista y sobretodo, al sujetarlo en la palma de la mano.

iPhone4_vs_iPhone5

iOS para mi era un mundo completamente nuevo, si bien tengo que aclarar que mi anterior teléfono móvil fue un Samsung Omnia HD, con S.O. Symbian y con el que me había llevado un gran chasco, entre otras cosas debido al enorme precio que tuve que pagar por él y la escasez de actualizaciones que tuvo.

samsung-omnia-hd

Me acostumbré rápidamente al funcionamiento de iOS, muy intuitivo pero distinto, funcionaba como la seda, claro que el cambio había sido para mucho mejor.

“Cohabitando” con el iPhone tuve durante unos meses un Nokia Lumia 800, del cual me aburrí enseguida, debido a la escasez de aplicaciones y lo poco cuidadas que estaban en comparación a las que la App Store me ofrecía.

Tras dos magníficos años con el iPhone 4 y pasando por iOS 5 y 6 aparecía el flamante iPhone 5, con su acabado en aluminio y su pantalla de 4″, así que tras ver varias reviews, decidí hacerme con uno.

iphone5-4

Nada más recibirlo me llevé el primer desengaño, el botón Home estaba demasiado hundido, algo inaceptable tras 30 días de larga espera y 900€ desembolsados, así que me dispuse a cambiarlo en la tienda Apple de La Cañada.

Me lo repusieron sin ningún problema, pero lo peor estaba por venir… Al llegar a casa me percaté de que los botones de volumen al ser pulsados se quedaban presionados, subiendo y bajando sin descanso… WTF!!!

No me lo podía creer… 2 años con un iPhone 4, por el que pagué muchísimo menos y sin ningún problema y en dos semanas ya iba a por un tercer iPhone 5.

Una vez que conseguí hacerme con un terminal “sin fallos” de ensamblaje ahora venía algo también desagradable… los desarrolladores se tomaban su tiempo para adaptar sus aplicaciones a las 4″, con lo que tenía que soportar las dos molestas franjas negras reduciendo el tamaño útil de la pantalla.

Mucho más doloroso fue, que la primera vez que por accidente acabó probando el suelo, quedó marcado para siempre, otro punto en contra. (He oído que a muchos de vosotros se les ha roto fácilmente la pantalla del iPhone 4, pero el mío todavía está siendo usado a diario, ha sufrido algún que otro percance y sigue casi como el primer día.)

Esperaba con ansias la llegada del iPhone 5s y 5c junto a la nueva versión del sistema operativo (iOS 7).

Windows Phone estaba mejorando mucho y Android, el eterno rival… ni os cuento. A nivel de hardware, algunos fabricantes como HTC  y Sony empezaban a sacar modelos que ya nada tenían que envidiar estéticamente a mi iPhone y Android ofrecía muchas más posibilidades que iOS.

Esperaba volver a tener infrarrojos en mi móvil para cambiar de canal el televisor (como el HTC One,) o NFC para el coche o la casa (como casi cualquier móvil hoy día) o una pantalla de 5″ con la que poder disfrutar de los videos, libros o páginas web sin forzar la vista … pero mi sorpresa es que la gran novedad de Apple es un sistema biométrico para el reconocimiento dactilar…. ¡WOW!.

iphone5s-touch-id

Para colmo, con la nueva versión de iOS, ahora tenemos aplicaciones con diseño plano y aplicaciones con “skeumorfismo”, desarrolladores que se han dado prisa en actualizar y otros que ni se lo piensan.

Desde que apareció iOS 7, del cual tengo que decir que me gusta bastante más que iOS 6 y que ha aprendido bastante del jailbreak,, tengo más cierres inesperados de aplicaciones  y reinicios en el iPhone y el iPad que nunca.

Con futuras actualizaciones del sistema y de las aplicaciones todo se irá unificando y a mi me apetecería ver un  próximo iPhone 6 con una pantalla más grande, pero me pongo a pensar que tendría que volver a pasar por lo mismo otra vez y me da bastante pereza.

No sé vosotros, pero yo en el día a día, busco simplificarme la vida y hacer las cosas más fáciles o con el mínimo esfuerzo y tengo que reconocer que hoy por hoy, me apetece mucho más que hace 3 años probar un teléfono Android.

4 Respuestas a “ Mi experiencia con el iPhone e iOS. Un viaje desde la esperanza a la frustración. ”

  1. Federico

    Yo de tener mierda de moviles toda la vida pase al Iphone 5. A mi desde luego jamas me ha daso ningún problema y vino de fábrica perfecto eso te puede pasar con cualquier marca(no voy a rajar de los problemas que tuvo mi novia con su samsung galaxy). Lo de la caída: que quieres que te diga, venden unas carcasas cojonudas para todos los moviles. Lo de adaptar las aplicaciones a la pantalla de 4″ al principio tardaron pero las mas importantes o mejores aplicaciones lo hicieron rapido. Y a dia de hoy sigue siendo la APP Store la que mas, mejores y mas novedades tiene respecto a sus competidores. Y en lo único que te doy la razón es con el tamaño de la pantalla, cierto, para navegar por páginas web no adaptadas a movil, jugar, leer o simplemente escribir por whatssap es un calvario debido a su delgadez. Y ese es el único motivo por el que o el iphone 6 agranda considerablemente su pantalla o emigro a Android(Windows mobile jamas, ya tengo que aguantarlos bastante con el pc a estos de Microsoft). Un saludo!!!

    Responder
  2. mad67

    Yo tuve iOs antes que Android por las Apps. Cuando empecé a conocer más Android me enamoré y dejé a Apple a la estacada. además de su mierda en Foxconn. Ya solo por eso los mandé a la mierda. No quiero un terminal hecho por esclavos. ¡Que se jodan! Y si yo creo que Windows Phone va mejorando día a día y tengo colegas que se han cogido un 520 por la pasta que cuesta y les va fluido… Cosa que los Galaxy Mini son una mierda.
    Adios Apple, y creo k pronto también lo haré con Android… Ya me aburre… Quiero cambiar… Destino: WP y Lumia 1020 o 1520 depende de como sea

    Responder
    • Federico

      Sólo a título informativo, prácticamente todas las compañías que tienen sus fábricas en Asia tienen esclavos y no trabajadores como Dios manda, Todas”

      Responder
  3. luis

    ¿900 € por un móvil? ¿ por hacer publicidad? Anda ya. Mi Titán 13 tiene 5,7″ y va de maravilla. Sin cosas raras, solo 1,2 gh quadcore y 1 gb RAM. No me gasto 900 € en esa chufa ni harto vino. Pero claro, no hago publicidad, solo es un Android…

    Responder
Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )