Tom Lantzsch, vicepresidente ejecutivo de ARM, ha comentado que los nuevos Cortex-A53 de 64-bits están recibiendo mucha atención por parte de los fabricantes de dispositivos.

Apple-A7-64_bits

Todos sabemos que el primer terminal en poseer un procesador de este tipo es el iPhone 5S pero que dado su memoria RAM tampoco se trata de un dispositivo que represente el mayor rendimiento que se haya visto en un smartphone hasta hoy.

Muchas de las empresas más importantes en el desarrollo y producción de procesadores como Qualcomm, MediaTek y Marvell son claros ejemplos de que el interés en estos procesadores está ahí y que lo serán en algunos de los smartphones de sus clientes dentro de poco menos de 1 año.

Lantzsch cree ARM estará lista para iniciar las CPU de 64 bits antes de Navidad y que espera para entonces unos sistema operativos preparados para ello. Android y Windows Phone 8.1 lo estarán si sus respectivas compañías pretenden ofrecer terminales de alto rendimiento para la gente que quiera pagar más por dispositivos móviles de mayores prestaciones.

El Apple A7 ha sido toda una revolución que quiere seguir el sector. De hecho se comentó que la producción se encargaba Samsung y que por eso, dado los claros conocimientos en su arquitectura, podría no tardar mucho en presentar un Exynos de 4, 6 o 8 núcleos con esa misma arquitectura… Aún no se ha anunciado oficialmente.

El próximo MWC 2015 de Barcelona pretende ser el congreso de los móviles con arquitectura de 64-bits y Qualcomm parece ser la que lo va a conseguir primero.

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )