Todos sabemos la polémica entre Cyanogen y OnePlus. En un principio parecía ser la fusión perfecta para un perfecto smartphone (y de aquí el éxito del OnePlus One) pero poco a poco se descubrió que ambas compañías tenñian un camino diferente en el que, finalmente, Cyanogen anunció con Micromax (en la India), su nueva relación que afectó a OnePlus con un anuncio de suspensión de las ventas de su terminal estrella (y único) en ese país. Muchos usuarios aman el software diseñado por los estadounidenses bajo el nombre de CyanogenMod, como una alternativa al Android que presenta Google y que muchos utilizan en sus terminales, otros aman el hardware que presenta el OPO y con esto, ambas compañías de beneficiaron del asunto.

oneplus-one-1

Según Steve Kondik de Cyanogen, ambas compañías tienen diferentes metas para el software y de aquí viene su ruptura.

El CEO de Cyanogen llamado Kirt McMaster comentó: “Sin Cyanogen, OnePlus habría vendido como un dispositivo en los mercados internacionales. Esencialmente construyeron su marca bajo nuestra popularidad”.

Sin embargo, la compañía continuará apoyando el OnePlus One que ejecuta su sistema operativo, aunque hayan tardado una eternidad en actualizarlo a CyanogenMod 12s que presenta Android Lollipop.

La compañía ahora está buscando asociarse con empresas chinas que tengan ambiciones globales con el simple motivo de que “bajo su regazo conseguirán vender mucho más”. McMaster dijo que “Usando una marca que ya es bastante conocida, es una gran manera para que puedan construir una identidad fuera de China”.

Y a vosotros ¿qué os parece la postura de Cyanogen?, ¿quién se benefició de quién?, ¿es una ruptura lógica?

¡Dejad vuestros comentarios!

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )