El primer dispositivo móvil 5G fue diseñado por primera vez por Ericsson demostrando que se podrían alcanzar velocidades de descarga de 4 Gbps, algo asombroso dado una tecnología móvil sin cables de por medio. Con esta tecnología se podrían transmitir 100 películas Ultra HD en comparación con el 4G que proporciona una capacidad aproximada teórica de 1 Gbps (que a la práctica nunca llega a estas velocidades).

5g

Algunos creen que será teóricamente posible ejecutar una conexión de datos inalámbrica a través de una red 5G a una asombrosa cifra de 800Gbps, alrededor de 100 veces más rápido que lo que se está probando actualmente, suficiente para descargar 33 películas HD cada segundo. Ericsson predice que la latencia será de alrededor un milisegundo, que no es perceptible a un ser humano y aproximadamente 50 veces más rápido que lo que es posible actualmente en una red 4G.

Actualmente se encuentran implicados tres equipos trabajando para la primera red 5G. Corea del Sur fue uno de los principales candidatos para el desarrollo de 4G y ahora Samsung espera lanzar una red 5G temporal que se utilizará en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018.

Por otro lado, Huawei espera presentar una red 5G para la Copa del Mundo de 2018 en Moscú y Japón quiere ir un paso más allá y ya tienen la primera red 5G disponible en el mercado para los Juegos Olímpicos de 2020 que se celebrarán en Tokio.

Estos grandes eventos serán una buena plataforma para mostrar la fiabilidad, comportamiento y la velocidad del 5G, ya que actualmente las redes 4G no soportan bien estas situaciones por el mal desempeño de la congestión de datos. El 5G debería ser mucho más eficaz en este tipo de situaciones congestionadas debido a su naturaleza descentralizada, mediante el empleo de estaciones base que contienen 100 antenas de datos que podrán ser asignadas de manera eficiente y dinámica a las personas en régimen de tiempo real.

Las investigaciones por unas redes móviles más veloces siguen su camino y se deberá demostrar que son seguras y sostenibles  además de regular unos estándares en la industria para favorecer costes de producción más baratos y compatibilidades imprescindibles.

Muchos aseguran que en 2020 podríamos ver las primeras redes comerciales funcionando en el mundo, pero hasta 2025 no podríamos ver una en España. Veremos si el 5G llegará sin coste alguno para el usuario como han sido las redes 4G LTE.

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )