HTC ya habló un día de la actualización de sus terminales de gama alta a Android 4.1 Jelly Bean. Estos terminales eran el HTC One, el HTC One X y el HTC S dejando de lado la gama media. Ahora se ha llegado a conocer información nueva acerca de los teléfonos de HTC que podrían quedar fuera de esta esperada actualización gracias a una nueva página llamada Jelly Bean FAQ.

Hay dos malas noticias para dos propietarios. Primero para los que tengan un HTC One V y después para los que posean un HTC Desire C. La empresa ha confirmado que estos terminales se quedarán con la versión actual y no tendrán Jelly Bean.

HTC está analizando dispositivos de 2011 y 2012, pero aclara que si un terminal posee 512 MB de RAM o menos, no va a obtener Jelly Bean. Según HTC, Android 4.1 no funciona bien en dispositivos con poca RAM y es mejor dejar estos teléfonos con la versión actual de Android (algo coherente, ya que si tenemos que tener un terminal que tarda muchos segundos en responder nuestras acciones lo lanzaríamos por la ventana, así de claro).

Por otro lado HTC asegura a sus clientes que los dispositivos que no se actualicen seguirán recibiendo actualizaciones de seguridad (algo es algo).

¿Creéis que el hecho de tener Android Jelly Bean en un terminal con 512 MB de RAM podría disminuir la experiencia del usuario?, ¿Está HTC haciendo lo correcto?

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )