HTC ha estado pasando por unos momentos difíciles pero han sabido presentar un terminal que está a la altura de los buques insignia actuales. No obstante, los ingresos son lo que cuentan y si se comparan con los gastos más aún. Por eso, en un intento de reducir los costes y volver a la rentabilidad, HTC ha comenzado la producción de externalización de algunos de sus teléfonos móviles orientados a los mercados en vías de desarrollo, tal y como lo ha hecho BlackBerry con Foxconn.

HTC ONE M8_oficial

HTC ha hablado con el fabricante Compal, también con sede en Taiwán y la empresa China Wingtech. Pedirá la producción de tres teléfonos de la serie Desire de gama media.

Haciendo una comparación, el año pasado, el teléfono más barato vendido por el fabricante tenía un precio de $ 230; con la ayuda de la externalización, HTC espera vender sus teléfonos por un precio tan bajo como $ 150 a $ 200 este año.

HTC ha visto como su cuota de mercado ha estado bajando a pesar del lanzamiento del HTC One (M8) y que, de momento, no hay datos oficiales dado ser muy reciente.

La compañía dice que no va a externalizar la producción de sus modelos de élite como el HTC One (M8), o los modelos clave de gama media como el HTC Desire 816. Esos teléfonos se mantendrán en manos de HTC. De momento Wingtech, que también construye teléfonos para Xiaomi de China, se está preparando para lanzar el HTC Desire 616. Este modelo contará con el verdadero chip de octa -core MT6592 de MediaTek y que muchos terminales de gama media lo están incluyendo ya que parece estar dando unos resultados muy buenos.

HTC_Desire_616_Back

Compal, que también produce teléfonos móviles de Nokia, acaba de comenzar la producción de algunos modelos Desire este trimestre.

Fuente

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )