Samsung nos informó recientemente que sus procesadores Exynos 5 Octa que no poseían una auténtica arquitectura de 8 núcleos reales recibirían una actualización por software con la que permitiría al procesador trabajar con esos fantásticos 8 núcleos a toda potencia cuando los necesitáramos.

Samsung-exynos-5420_eleventel

Los Exynos 5 Octa están diseñados con la arquitectura propia de Samsung llamada big.LITTLE en la que trabajan 4 núcleos de menor rendimiento para tareas básicas y se activan los otros 4 para las tareas más pesadas (sin que trabajen los 8 núcleos a la vez). Estos procesadores se encuentran en el Galaxy S4 y el Note 3 consiguiendo unas puntuaciones en los benchmarks elevadísimos.

Ahora ha salido el experto técnico sénior de la compañía llamado Oleg Artamonov explicando que estos dos dispositivos no conseguirán la actualización.

bateria

El motivo que le obliga a decirlo es que el consumo de la batería se vería incrementado con lo que podríamos tener el dispositivo en marcha durante menos tiempo (y esto no es bueno).

No obstante, todos sabemos que el futuro pasará por aquí y por procesadores de 64 bits, así que igual el año que viene nos encontramos con un Galaxy S5 corriendo gracias a un “Exynos 5 True Octa Core” en el que el calor se disiparía mejor que en los modelos actuales para llegar así a un auténtico trabajo en equipo de 8 núcleos durante más tiempo.

Para más, en otoño llegarán a sus modelos más antiguos la versión de Android 4.3 Jelly Bean tal como habíamos dicho para el Galaxy S3 y el Note 2, ¡bien por Samsung!

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )