Ya llevamos unos años en los que Samsung utiliza la feria “IFA” de Berlín para presentar un nuevo Galaxy Note, pero este año, de acuerdo con The Wall Street Journal y Jonathan Cheng, Samsung podría mover la fecha de presentación unas semanas antes del IFA, es decir, en pleno Agosto, con el fin de evitar la competencia más fuerte que se presenta ese mismo septiembre, sí, Apple con su iPhone 6S.

Galaxy Note 4 Edge

Como se espera que las ventas del nuevo iPhone seas espectaculares, Samsung quiere que su terminal tenga unas semanas exclusivas para cautivar a esos usuarios que están pensando de cambiarse de terminal por esas fechas.

Samsung hizo algo similar el pasado verano con el lanzamiento del Galaxy Alpha en agosto, un terminal que cambiaba las reglas del juego en cuánto al diseño de nuevos terminales. El Galaxy Note 5 podría llegar en verano y sería expuesto durante la misma feria de Berlín.

El Galaxy Note se ha convertido en otro “respiro” para las cuentas de la compañía hasta que se presente el nuevo Galaxy 7 que, como todos sabemos, las ventas de un nuevo terminal se disparan desde el día de su lanzamiento y van cayendo a medida que va pasando el tiempo.

La estratégia de Samsung es buena al presentar dos terminales diferentes (uno al inicio del año y otro a finales) para mantener al público cautivado hasta el año siguiente.

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )