Antes del MWC de Barcelona se hablaba de que Samsung había apostado por su Exynos porqué el Snapdragon 810 de Qualcomm se calentaba muchísimo en situaciones de alto rendimiento. Poco después se comentó que eso no era verdad, que incluso el Snapdragon 801 del año pasado se calentaba más que el procesador de este año y ahora ha aparecido en la red un benchmark en el que se puede ver una lectura de calor por infrarojos donde el nuevo buque insignia de los Taiwaneses saldría mal parado:

HTC ONE M9_overheat

En la captura podemos ver el iPhone 6 Plus, el HTC One (M8), el LG G3, y el Samsung Galaxy Note 4.

El benchmark muestra una temperatura de 55 grados, una temperatura muy problemática a la hora de sustentarlo con la mano ya que, literalmente, quema. Aunque esto parece un problema grabe, podría no serlo tanto ya que solamente podría tratarse de un problema del software.

Según Jeff Gordon, dicho test está fuera de contexto y tendrá que verse qué pasa después cuando HTC lance el nuevo software para el dispositivo.

Es normal que la potencia que muestra el Snapdragon 810 repercute en un calentamiento del mismo. Pero también es verdad que no estará siempre a esa temperatura ya que no estamos las 24h del día jugando a juegos de alto rendimiento en gráficos como el Asphalt 8.

Tendremos que esperar a ver cómo HTC soluciona el problema por software. No nos alarmemos, Qualcomm ha hecho un excelente procesador y HTC un brillante smartphone. Por lo menos no se dobla 😉

¿Ya has participado en nuestro sorteo? Recuerda que tenemos en marcha la posibilidad de conseguir un fabuloso Energy Phone Colors que podrá ser vuestro con tan solo un click: Sorteo Energy Phone Colors ¡SUERTE!

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )