Ya hace tiempo que se habla de la situación de BlackBerry. Una empresa que ha pasado de estar en el Top Ten a la nada en cuestión de meses y eso a sido culpa de sus competidores que han sido más rápidos en adaptarse a las pantallas táctiles, cuando ellos lo han hecho bien entrado el 2013 con la BlackBerry Z10 y más tarde con la Q10, dos terminales buenos con un precio elevado y falta de publicidad.

blackberry_z10

En el MWC de Barcelona pudimos tener la oportunidad de interactuar con un impresionante Z10. De hecho tenemos la fotografía del terminal accediendo a nuestra página con el antiguo diseño que tuvimos durante un año, para finalmente adoptar este nuevo.

La fluidez del mismo era espectacular y nos sorprendió bastante, hay que aprender cómo funciona la interfaz pero es muy intuitiva.

El problema es que esta renovación no ha cuajado en el mercado y la compañía no lo está pasando nada bien. Ahora, recién publicado el informe fiscal del segundo trimestre, destaca unas pérdidas millonarias de $935 millones de dólares, en gran parte por culpa del Z10.

El problema recae en el inventario del terminal (algo parecido a lo que le sucedió a Microsoft con la Surface RT), la compañía posee muchos y no se venden, a esto se le suma la reestructuración que está sufriendo la empresa con el despido de casi 5000 empleados, una auténtica lástima.

La compañía canadiense está perdiendo terreno a Windows Phone o a Nokia, por así decirlo, ya que ésta última ofrece terminales más competitivos como el Lumia 520 o el Lumia 625 que representa a un 4G más competitivo del momento quedando así como el tercer OS más utilizado en septiembre:

Imagen de previsualización de YouTube

A ver como terminal la historia y es que parece que muy pronto pasará a ser de manos de Fairfax Financial Holdings, una empresa que posee el 10% del valor de BlackBerry.

Fuente

 

Comentar
Tu email no se publica
  • ( no se publica )